LAS RELACIONES

xabi Blog febrero 19, 2020

Las personas con trastorno límite de personalidad tienen un desafío constante cuando cada día intentan interaccionar con otras personas y establecer un vínculo relacional.

Procesar emociones y reacciones cotidianas son aspectos complicados, dadas las posibles carencias en sus habilidades comunicativas y sus dificultades para encontrar un consuelo en alguien que pueda validar el grado de dolor que sienten.

Las personas afectadas sienten constantemente, de modo más intenso, todo aquello que tiene carga emocional, en muchas ocasiones de manera desproporcionada, aunque dichos sentimiento resulten adecuados en sus mentes.

Sienten miedo a que las personas con las que se relaciona se vayan, desaparezcan  incluso cuando todo pueda estar marchando bien, de forma inadecuada parece como si nos estuvieran atrayendo con una mano y con la otra nos estuvieran empujando lejos. Esta hipersensibilidad al abandono, ya sea irreal o imaginada, puede generar frustración, rabia, miedo, tristeza incluso volverse obsesiva.

Una lucha constante con su identidad y sus relaciones, parecen un torbellino de emociones, pudiendo pasar en un mismo día o de una hora a otra de un sentimiento afectuoso a sentirse abrumados y alejar a la persona con la que se relacionan. A veces puede durar días, afectando negativamente a otras áreas de su vida, incluso cronificándose en sentimientos de vacío o soledad.

Angustia, baja autoestima y una creencia sobre la imposibilidad de conseguir relaciones saludables y estables en el tiempo implica una búsqueda por conseguir una ansiada identidad estable, que trae consigo numerosos cambios en su persona, tensando relaciones a nivel familiar, social, laboral o incluso terapéutico.

Puede ser complicado entender las dificultades de las personas afectadas a la hora de establecer y mantener relaciones de amistad, duraderas o afectuosas dado su comportamiento impredecible, cambios de humor dramáticos, la confusión en que a veces se encuentran, incapacidad de explicar cómo se sienten o el temor al abandono.

 A veces su visión polarizada en sus relaciones (blanco o negro) cuando llaman a un amigo para sentir su voz y su apoyo y que éste no esté disponible, provoca una impresión general de falta de apoyo, de indisponibilidad y otros pensamientos negativos y egoístas. Estos no son comportamientos rencorosos, maliciosos, deliberados o intencionales sino su sintomatología.

En ocasiones las relaciones pueden complicarse por una repentina demanda abrumadora que realizan o incluso por una presión constante  sin que tengan en cuenta la privacidad o las necesidades del otro.

La falta de bienestar emocional, sentirse físicamente inseguro provoca que se dañen, en otras ocasiones su temperamento desmesurado lleva a confrontaciones físicas hacia las personas cercanas, que quizás tengan que distanciarse tanto a nivel físico como emocional.

Que podemos hacer para ayudar y paliar la sintomatología de estas personas cuando existe una relación:

Ofrecer comprensión compasiva y paciencia de manera sensible, efectiva y constante: De este modo existirá una mayor posibilidad de aprendizaje y mejora de sus comportamientos y bienestar mental.

 –Apoyo psicológico individual y grupal para abordar los diferentes síntomas , emociones y eventos que provocan una desregulación: Esto puede ayudar a razonar y comprender sus comportamientos. También una forma de buscar otra manera de tolerar sentimientos negativos, lidiar con su impulsividad y exceso de emoción que puede provocar comportamiento autolíticos.

Facilitar espacios seguros y facilitadores: donde poder compartir sus experiencias con otras personas que lo entiendan.

Crear una sólida red de apoyo: Una forma de luchar contra la soledad y que proporcione estabilidad en su estado emocional y en sus relaciones.

Mantener una coherencia cuando trasladamos deseos y necesidades en nuestra relación: En ocasiones hacer saber en qué momentos y por qué es difícil ayudar favorece la sinceridad en la relación.

 

Aunque sea costoso, complicado y en ocasiones inalcanzable, mantener una estructura o rutina horaria, haciendo hincapié en su cuidado físico, una dieta saludable, un ejercicio diario y unos hábitos de sueño, tiene un efecto directo en su salud mental general, mejorando su estado de ánimo, reduciendo y optimizando su capacidad de afrontar situaciones estresantes que puedan surgir. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies