COVID-19 Y SUS EFECTOS EN LA SALUD MENTAL DE LAS PERSONAS.

xabi Blog marzo 21, 2021

El desafío que ha supuesto la situación de alarma sanitaria ha tenido implicaciones sobre todas las personas y ha limitado de manera considerable la forma en la que nos relacionamos. El distanciamiento social está teniendo un impacto significativo en nuestro bienestar mental y emocional.

La pandemia del covid -19 genera otra plaga paralela de miedo, angustia y preocupaciones para muchísimas personas. Encontramos a las personas más vulnerables, sumidas en una afectividad negativa asociada a constantes pensamientos o sentimientos de preocupación, estrés, etc., influenciados de manera más sustancial por impulsivas respuestas emocionales.

La falta de este bienestar emocional, el sentimiento de inseguridad, la desconfianza o la incertidumbre generada han podido suponer cierta desconexión con otras personas y un desequilibrio relacional en diferentes espacios de nuestra vida.

Las personas que presentan importantes disfunciones en la gestión emocional, la sensación vacío, miedo al abandono e inseguridades han podido agravarse de manera más evidente durante estos largos meses, afectando a dicha estabilidad mental.

Una situación desconocida de crisis con constantes cambios y que provoca realidades desafiantes, ha abocado a numerosas personas a verse sumidas en una sensación de caída libre a nivel emocional hacia la soledad y mayor tristeza. Una vida cotidiana más difícil y donde las personas han podido descuidarse y abandonar la estructura normalizada que mantenían por un funcionamiento más deteriorado y conflictos a nivel personal e interpersonal. 

Una espiral en la que puede encontrarse una persona ante sentimientos negativos, pensamientos sobre uno mismo y los demás, el distanciamiento social ante el aislamiento social establecido, bloqueos internos, una híper sensibilidad y un desequilibrio generalizado. Las diferentes manifestaciones ante la situación de soledad podrían influir en una mayor desregulación ante el dolor sentido por dicho sentimiento de soledad y de distanciamiento social.

La importancia de retomar un ambiente seguro, positivo e inspirador puede restablecer el equilibrio perdido de la persona en el medio y dotarle de la energía suficiente para afrontar nuevos retos que puedan aparecer.

Atender al posible impacto directo que puede suponer en estas personas como son las posibles limitaciones de acceso a los servicios de salud mental y las interrupciones de manera temporal o total de algunas formas de tratamiento o apoyo terapéutico.

Generar un mayor nivel de conexión interpersonal, de manera proactiva y haciéndose responsables de esta tareas a través de una mayor comunicación directa con otras personas, amigos y familiares la utilización de las llamadas o video llamadas, correos electrónicos, o incluso la escritura de cartas.

Aceptar la realidad actual como otro desafío que se encuentra más allá de su propio control o gestión puede desviar la atención hacia otros aspectos que si pueda cambiar y que puedan facilitar mayor seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies