Comportamientos Autolíticos

Comportamientos Autolíticos
Xavier R. Psicología marzo 31, 2022

La autolesión es un comportamiento dañino muy difícil de comprender si la persona nunca ha experimentado la necesidad de llevar a cabo esta conducta en uno mismo. Conocer a alguien, una amiga o un familiar que se autolesiona, puede ser aterrador, confuso y frustrante. Cuando se entiende por qué ocurre, este mayor conocimiento puede ayudar a la persona a sobrellevar estos impulsos y a las personas que le rodean a poder facilitar un apoyo más adecuado.

¿Qué es la autolesión?

La autolesión en una conducta autodestructiva que de modo directo y deliberado altera el cuerpo de la persona. Estos comportamientos autolesivos pueden incluir acciones como cortarse, quemarse, pincharse con agujas o rascarse severamente.

En ocasiones, se utiliza con frecuencia el término autolesión no suicida. Las personas que se autolesionan generalmente no intentan suicidarse aunque presenten sentimientos encontrados sobre la intención del acto. Las personas que se autolesionan pueden entonces tener ideaciones suicidas e incluso llegar a actos por impulsividad.

Posibles razones por las que las personas se hacen daño.

Esta forma dañina de gestionar el dolor emocional insoportable, la ira intensa o la frustración se canaliza hacia un dolor físico más manejable. Este dolor físico, más controlable por la persona, ayuda a anestesiar el dolor emocional profundo que sufren. Un intento desesperado de regular experiencias internas, emociones intensas, pensamientos, recuerdos y/o sensaciones físicas.

La acción de infringirse dolor físico como cortarse, puede ayudar a determinadas personas, especialmente a las personas con un trastorno límite de personalidad (TLP) u otro problema de salud mental, a sentirse en control de sí mismas y de sus cuerpos.

En el caso de la sintomatología de personas con TLP, a menudo puede coexistir con otros comportamientos autodestructivo e impulsivo, como atracones y purgas, abuso de sustancias o también otros comportamientos compulsivos  y adictivos relacionados con el sexo, la compra o las apuestas deportivas.

Si bien el dolor emocional que sienten es real, este lo sienten de modo tan desagradable como lo sería para la mayoría de las personas, aquellos que se autolesionan afirman que es seguido de una oleada de endorfinas similar a la que provoca el consumo de sustancias tóxicas. La existencia de una recompensa interna, como ocurre en el abuso de sustancias, las personas pueden desarrollar una tolerancia similar que conduce a conductas autolesivas de mayor intensidad y cada vez más riesgosas.

La persona con trastorno límite de la personalidad, en la mayoría de estas situaciones en que lleva a cabo estos comportamientos, esté pidiendo ayuda o esté tratando de hacerle saber a los demás que no está se encuentra bien, a pesar de la fachada que pueda presentar.

Es importante resaltar que aquellas personas que presentan un tlp y que se autolesionan, no lo hacen para llamar la atención. Sino que la mayoría de ellas es probable que se avergüencen de su comportamiento y lo mantengan en secreto. Su miedo y su sensibilidad al rechazo, hacen que estas acciones las lleven en privado y se aseguren de que las marcas o cicatrices queden ocultas.

Algunas características de la persona que se autolesiona.

Existen diferencias en la prevalencia del género que recurre a la autolesión, siendo las mujeres las que reportan un mayor número que se relaciona con cortes, rasguños en brazos y piernas. Mientras que el caso de los hombres infiere más en quemaduras y golpes en pecho cara o genitales.

Personas con problemas de apego (apego inseguro, separaciones en etapas infantiles y negligencias de carácter emocional), problemas disociativos, malos tratos o abusos sexuales presentan mayores factores de riegos que impliquen autolesiones.

Las personas con dificultades de gestión emocional como aquellas que presentan un TLP también sería una parte importante de la población que recurre a la autolesión como forma no saludable de enfrentarse a dicha desregulación.

Tratamiento para la autolesión.

La autolesión como intento desesperado de manejar sentimientos intensos, es importante facilitar a la persona nuevas formas y estrategias más saludables para manejar las emociones y los pensamientos.

Un abordaje cognitivo-conductual como podría ser la terapia dialectico conductual, atiende aquellos intentos de afrontamiento emocional poco saludables, ayudando a la persona en cuestión a aprender y practicar un nuevo conjunto de habilidades de afrontamiento y regulación emocional.

Además de esto y como un posible modo de tratamiento adicional una pauta farmacológica podría facilitar regular momentos de crisis, gestionar la intensidad de los sentimientos generados por una determinada situación y conseguir también disminuir la necesidad de autolesionarse.

Que puedo hacer cuando un amigo o ser querido se autolesiona.

Tratar la autolesión con una persona cercana resulta necesario que se haga desde una postura que no juzgue ni regañe o estigmatice aún más aquello que hacen. La cercanía, la calma y el ellos con calma y cuidado puede hacer que la persona se sienta escuchada y comprendida.

Mantener cierta tranquilidad, la contención emocional que se observe a la persona que va a facilitar el apoyo es importante.

Generar un sentido de honestidad, confianza y un diálogo abierto promoverá un ambiente donde ayudar a la persona a sobrellevar el malestar, encontrar alternativas o una posible solución puede ser más factible.

Adquirir un conocimiento e información sobre las autolesiones, comportamientos autolíticos y diferentes aspectos relacionados con la regulación emocional que pueda hacer entender lo que está pasando y poder enfrentarnos a dichas situaciones de un modo más adecuado.

Eliminar aquéllos medios para la autolesión que puedan ser tentadores para la persona afectada y que puedan estar en lugares de fácil acceso y que puedan ser utilizados de manera más frecuente.

Conocer los desencadenantes de la autolesión puede ser un facilitador para que en ocasiones pueda mitigarlos y ayudar a hacer frente al malestar intenso que siente.  A su vez identificar alternativas saludables para evitar autolesionarse o poder sobrellevar momentos intensos de impulsividad para llegar a calmarse.

En la búsqueda de nuevas alternativas o cuando la persona debe probar algo nuevo esta dinámica puede generar miedo o incertidumbre pero también puede ser una nueva forma de ayudarle y de generar registros saludables para momentos de crisis. Una mente abierta, sin resistencias, sin esperar algo en concreto, simplemente estar satisfecha de haber estado observando (ese proceso puede haber conseguido sacarla de la cama, una consecuente ducha y aparecer en una actividad sin que haya presentado un sentimiento impulsivo de causarse daño alguno).

Analizar las causas subyacentes del comportamiento autolesivo  a través de un apoyo profesional con quien pueda mirar y entender que existen cosas que NO depende de ella, habiendo otras que ella SI puede hacer (aunque en ocasiones no lo acepte y no lo tenga presente) para estar mejor.

El proceso de cambio en el que se reduzcan las autolesiones, en el que se busquen alternativas saludables  para frenar el malestar genera un sentimiento de logro de positivo, de valor (seguir adelante vale la pena).  Pensar que esas cicatrices marcan la transformación de la vergüenza a la aceptación, pasar de las autolesiones a la amabilidad, de esconderse a vivir en el mundo. Marcan las líneas de una nueva vida llena de armonía, esperanza y estabilidad.

Todas estas habilidades y actitudes pueden permitir enfrentar la vida y sus muchas situaciones de incertidumbre e incógnitas, con confianza y una mayor seguridad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos: AVATI TP-TLP, como responsable del tratamiento de tus datos personales, te informa de que la finalidad de la recogida de estos datos es la de gestionar y responder a tus comentarios, así como el control anti-spam. La legitimación se establece bajo tu expreso consentimiento. No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Puedes ejercer el derecho de acceso, rectificación, portabilidad y olvido de tus datos personales. Para ejercer estos derechos, puedes ponerte en contacto con nosotros, mediante la siguiente cuenta de email: . Encontrarás una información más detallada en la política de privacidad.

diecinueve − quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.